jueves, 22 de mayo de 2014

Evasivas

No es que me niegue a contarle a mi hija de cuatro cómo se hacen los bebés por pacatería. 
Tampoco es que me asuste -mucho- la pregunta. 
Es que estamos a una cuadra del jardín y la charla se merece más. 
Entonces le contesto que se hace con una partecita de mamá y otra de papá.
"¿Pero cómo se hacen".
 Y le digo que se hacen en la panza.
 
"Cuando sea grande y tenga que hacerlo, ¿voy a saber?" 
Le contesto que sí.
Le alcanza.

Por ahora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada